¿Tu declaración de IRPF del ejercicio 2018 salió “a devolver” y todavía no te han abonado el dinero que te corresponde?

Tranquilo, aunque ya estamos en diciembre y ya han pasado cinco meses desde que terminara el plazo para presentar la declaración de la renta, no significa que tu declaración esté paralizada o vaya a ser comprobada.

En este post queremos informarte de ciertas cuestiones que te van a ayudar a saber qué puede estar pasando en tu caso. A estos efectos, lo primero es recordarte que Hacienda tiene 6 meses para ordenar dicha devolución.

Este plazo hay que empezar a contarlo desde el fin de presentación de la declaración (este año dicho plazo finalizó el pasado 1 de julio de 2019), pero si tu declaración se presentó fuera de plazo, los seis meses comenzarán a contarse desde la fecha de dicha presentación.

Por este motivo, que no hayas recibido la devolución no significa que vayas a tener necesariamente una comprobación, sino que es muy probable que la devolución no haya sido tramitada. Por este motivo, si tienes dudas puedes consultar el estado de tu declaración en la página web de la Agencia Tributaria dentro del apartado Renta 2018 y seleccionar el enlace “Servicio de tramitación borrador/declaración (Renta WEB)”. Una vez situado en este enlace puedes acceder mediante el certificado electrónico, usando la clave PIN, o introduciendo el número de referencia y tu DNI.

Una vez dentro de este enlace, dependiendo de la situación en la que se encuentre tu declaración puede que el mensaje que aparezca sea diferente.
Así, puede ser que se indique que:

Su declaración se está tramitando”

“Su declaración está siendo comprobada”

Su declaración ha sido tramitada por los órganos de Gestión Tributaria, estimándose conforme la devolución solicitada por usted

Una vez que Hacienda haya comprobado que la declaración es correcta, aparecerá un mensaje indicando cuándo será emitida la devolución.

Si Hacienda no emite la orden de pago durante el plazo de seis meses comentados anteriormente, tendrás derecho a cobrar intereses de demora tantos días como atraso haya tenido la Agencia Tributaria en ordenar el pago de la devolución. En este supuesto no es necesario que se solicite de manera expresa dado que será la Administración quien lo realizará de manera automática y recibirás una notificación de Hacienda en la que te informarán de la cantidad y su cálculo.

Alguna de las causas por las que se puede producir un atraso en la devolución es cuando la devolución es muy elevada, se ha presentado la declaración a última hora, hay cambios en las circunstancias personales o familiares como puede ser un divorcio, cambio de residencia, o nacimiento de hijos. También que te apliques la deducción por vivienda habitual (últimamente Hacienda mira con lupa si esta deducción se está aplicando de forma correcta y suelen tomarse su tiempo para ello).

Con todo esto, queremos que sepas que si, a día de hoy  no has recibido la devolución, puede estar tranquilo (todavía quedan unas semanas para que Hacienda lo haga en plazo). Pero, si Hacienda ha visto alguna discrepancia y ha iniciado un procedimiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros para estudiar tu caso de una manera personalizada y actuar frente a la Adminitración.